Sin comentarios aún

PLUMA LITERARIA EN MANOS DE MUJERES JÓVENES

Natalia Quiroz y Regina Pérez, dos jóvenes de 21 años de edad,  Egresadas de Comunicación Social en la Universidad Centroamericana (UCA). Talentos que hoy les presentamos. Ellas se dedican a escribir literatura, pero no los mismos géneros.

NataliaIniciaremos con Natalia Quiroz nació en Managua e inició su recorrido en la literatura a través de la redacción de canciones, con el tiempo se dio cuenta que los elementos que existían dentro de ella como la rima le brindaba la oportunidad de escribir poesía y poco a poco se volvió en poeta.

A los doces años ya estaba participando en actividades literarias en el Colegio Rubén Darío de la ciudad de Managua, donde ella curso la secundaria. Natalia nos cuenta que ella escribía poemas para participar en todas las oportunidades que se le presentaran, es por eso que recuerda su primera participación en acto cultural dirigido hacia las madres donde con pasión declamó el clásico poema 200 pesos.
Desde allí, las puertas se abrieron pues otros colegios la invitaban para que declamará sus poemas. También, participó en competencias departamentales donde resultó ser ganadora en el año 2010 representando a su colegio.

Al terminar la secundaria, enfrentó el desafío de elegir su futuro. Muchos le recomendaban estudiar literatura y sus padres le decían que eligiera algo donde “ganara bien”. Pero Natalia optó por estudiar Comunicación Social pues piensa que es una carrera que le permite dar a concer sus  habilidades literarias y  sus escritos.

Al mismo, tiempo nos cuenta que aparte de sentirse inspirada por modernismo de Rubén Darío, Natalia Quiroz expresa con emoción que la naturaleza es una musa perfecta para ella. “los atardeceres, la lluvia, la noche y el mar crean algo en mi para poder escribir.” expresa. Dado que se considera sentimental, sensible y utópica, “No solo se escribe lo que se vive sino también lo que se sueña.” afirma.
A continuación uno de sus primeros poemas: Sed del Alma
1383495_472157086256637_5638596697528914651_n

Por otro lado se encuentra Regina Pérez, una chavala ciudadana de Rivas y que desde su infancia le gustó leer sin que nadie le obligara. Además de eso se formó el hábito de escribir debido a que siempre escribía en diarios. Al igual que Natalia fue una chavala activa en la secundaria y no perdía tiempo para participar en los actos para declamar poesía.

Recuerda que su primer poema hablaba de un jardín pero al pasar el tiempo fue puliendo sus interés y se dio cuenta que tenía una inclinación a la literatura Negra. Por otro lado, algo que le ha ayudado a mejorar su escritura fue introducirse en talleres de literatura y narrativa en la universidad. Asimismo, ella considera que dedicar tiempo a la escritura es muy vital para ir mejorando por lo que ella prefiere lugares silenciosos que la inspire a escribir.

Regina expresa, que el tiempo que dedica a sus escritos depende de la extensión de ellos. “Algunos los escribo en dos o tres sesiones.” “Algo que también he aprendido en los talleres es que siempre es importante dejar reposar el texto antes de publicarlo.” Menciona, Regina.

Una de las alternativas que ha tomado en cuenta Regina para dar a conocer su trabajo como escritora es la publicación de sus escritos en un blog administrado por ella llamado: Chocolate y Marihuana. Anteriormente, tenía uno nombrado Pregúntale a Avril pero lo dejó debido que no lo sabía manejar sino hasta que entró a clases de Cibercomunicación donde aprendiendo a cómo utilizar adecuadamente esta interesante plataforma.

Además, considera que su carrera le ha ayudado a mejorar su pasión por el arte de las letras puesto que ha adquirido técnicas de redacción y otros formatos que son útiles para esta labor. Participó en un recital de poesía erótica (Intima Caligrafía) donde declamó material propio.

 

 

Publicar un comentario