Sin comentarios aún

El folclor abunda en el Mirador de Catarina

Fotografía: Cindy Pavón
Escrito por: Solange Saballos
@laSikiltita

Visita: Palmereando.org

 

 

Recuerdo cuando tenía como seis o siete años. Llegué al mirador de Catarina con mi hermana y madre.Mi mamá pretendía ir a traer a mi papá, que estaba con una muchacha bastante joven, platicando de manera bastante  íntima frente al mirador.

Miraador de Catarina- Crónica

 

Desde entonces no recuerdo otra ocasión memorable en la que hubiera regresado.Quizás en algún viaje escolar. Cuando me volví una joven adulta había preferido estar abajo, en la laguna. Bañándome, intentando vencer mi miedo al nado o conociendo gente.

Mirador de Catarina- Crónicaa

 

Volví a ir en otra ocasión con unos amigos granadinos. Estábamos a punto de deleitarnos con un difuminado –y a ratos exaltado– paisaje azul, cuando se escuchó: “Ya es tiempo de que se tiren su churro”. Volteamos, algo sorprendidos: era un señor muy anciano, de boina,  que siempre anda por todo el mirador vendiendo churros rellenos de manjar.

Mirador de Catarina- Crónica

 

Hace poco he vuelto al mirador por un amigo artesano. El artesano ponía su parche de joyerías de piedras semipreciosas a la par de Cantinflas Nica. Este personaje también hace artesanías de atrapasueños, lustra zapatos y realiza bailes al son de los músicos: se escucha el güirro, la guitarra y la infaltable marimba mientras Cantinflas Nica zapatea.

Mirador de Catarina- Crónica

 

Mirador de Catarina- Crónica

 

La comida del mirador de Catarina es bastante barata. En un restaurante menos chic, pero sí muy favorable, me vendieron unos tostones mixtos gigantes a tan sólo 60 córdobas.

Mirador de Catarina- Crónica

 

Mirador de Catarina- Crónica

 

Otra de las distracciones recorrer los senderos a caballos. Estos caballos no son ni parecidos a los maltratados por los granadinos. A estos los cuidan mucho, los tienen bien alimentados y muy peinados.

Mirador de Catarina- Crónica

 

Mirador de Catarina- Crónica

Si te gusta la aventura, podés ir por uno de los caminos hasta llegar a puentes colgantes, en donde se observa una gran diversidad de flora y fauna característica del bosque tropical seco sin deforestaciones.

Mirador de Catarina- Crónica

 

Mirador de Catarina- Crónica

 

Mirador de Catarina- Crónica

 

El sello distintivo del mirado de Catarina, y del municipio en sí, es la inmensa cantidad de artesanos. Venden de todo: esculturas, cuadros pictóricos, aretes, pulseras, collares, cuero, sombreros, cotonas y vestidos. También hay muchos vendedores ambulantes que te ofrecen comida, tomarte fotos e imprimirlas, músicos y un montón de gente dispuesta a conversar.

Mirador de Catarina- Crónica

 

Mirador de Catarina- Crónica

 

Mirador de Catarina- Crónica

 

Mirador de Catarina- Crónica

 

Les recuerdo que Catarina queda a tan sólo 7 km de Masaya. Desde Managua pueden tomar un bus del Mercado Huembes, cuesta alrededor de 18 pesos.

 

Mirador de Catarina- Crónica

 

Mirador de Catarina- Crónica

 

Mirador de Catarina- Crónica

Publicar un comentario